Google lleva ya años personalizando los resultados en función del usuario que está visualizándolos. Pero desde finales del año pasado ha pasado a personalizar los resultados tanto de los usuarios logeados (historial web de las cuentas Google) como anónimos ( mediante una cookie). Como se puede leer en la ayuda de Google, los resultados de búsqueda personalizados se basan en los enlaces que hayas pinchado en los resultados en los 180 días anteriores.

¿Cómo afecta al SEO?

Esta nueva funcionalidad afecta, esencialmente, a equipos compartidos, donde usuarios con diversos perfiles realizan búsquedas, las cuales se guardan en la cookie y afectan a los resultados de otros usuarios del equipo.

Por otro lado, también, puede afectar negativamente los resultados de nuevas webs posicionadas en Google. Por ejemplo, si realizamos un SEO de una web de recetas y la conseguimos colocar en la primera posición, los usuarios que anteriormente han buscado recetas no tendrán la nueva web en la primera posición, ya que Google Personalized Search basará los resultados en la experiencia anterior del usuario en los últimos 180 días.

Las redes sociales

En este nuevo contexto de búsqueda, la importancia de las redes sociales radica en que es imprescindible que los usuarios se vean influenciados en pinchar un resultado sobre otro por su calidad y/o imagen antes que por la posición en los resultados.

Ya en diciembre del año 2007 este interesante articulo indicaba ciertos puntos a tener en consideración al optimizar los resultados personalizadas de Google:

  • Demografía
  • Relevancia del contenido
  • Estrategia adecuada de palabras claves/frases
  • Calidad del contenido
  • Conversión de los resultados de búsqueda
  • Novedad
  • Imprimir página/añadir a favoritos/redes sociales
  • Usabilidad
  • Google Analytics