La velocidad de carga es un factor importante en el SEO y siempre ha sido un factor decisivo en la experiencia del usuario. Solo un segundo puede reducir un 7% las conversiones, un 11% las páginas vistas y un 16% la satisfacción del consumidor, lo que puede significar perder incluso millones de euros al año.

Desde 1995 el peso medio de una página y los objetos de los que se compone han aumentado más de 30 veces. La velocidad de carga depende de muchas variables pasando por la optimización del servidor web o incluso de los iconos en las css.

La siguiente infografía de Strangeloop varios datos de interés sobre la velocidad de carga:

Descargar la imagen en alta calidad