Fast Lane, Driven by Fun es la última campaña de Volkswagen para el Polo GTI. Esta campaña de Guerrilla Marketing se promociona a través de varias redes sociales mediante varios vídeos virales.