El artículo de Wired sobre la muerte de la web ha generado mucho revuelo estas semanas y ha sido muy criticado, en especial el gráfico y estadísticas que toman los autores como una de las bases del articulo.

Sin entrar en detalles sobre las opiniones del articulo, el gráfico no es adecuado tal y como expone Rob Beschizza, editor de Boing Boing.

El artículo defiende que el uso de la web se está reduciendo a favor de las aplicaciones. Los usuarios acceden más a aplicaciones que a portales, páginas web, etc. En cierta medida es verdad, ya que los smartphones están proliferando y el uso de aplicaciones se asentará a corto plazo en ciertos usuarios y a medio plazo en la mayoría de los usuarios de móviles.

Pero es muy arriesgado predecir que las aplicaciones acabaran con la web. Tomemos como ejemplo los medios de comunicación. Apple ha argumentado que el iPad y las aplicaciones especificas son el interfaz perfecto para los medios. Rupert Murdoch, propietario de News Corpcomentaba que el iPad es un gran aliado de los medios de comunicación online y parece que hay estudios que demuestran esto mismo.

The Times, uno de los periódicos de News Corp, cambió su modelo de negocio cobrando a los usuarios por ver su contenido y potenciando el contenido para el iPad. Según fuentes no oficiales, han conseguido unos 12.500 usuarios dispuestos a pagar por la edición del iPad. Pero como resultado de esta estrategia también han perdido casi un 90% de lectores online, dato que parece preocupar a los anunciantes. En cualquier caso, el éxito o fracaso de este modelo lo veremos en el futuro.

En vez de predecir la muerte de la web, me parecen mucho más acertados los comentarios de André Izay, director general de Yahoo Brasil, durante el reciente Congreso Brasileño de Diarios y medios de comunicación.

Según un articulo de Puro Marketing, Izay explicó que el futuro de la información será “multiplataforma” y convergerán nuevas tecnologías y soportes de información que irán desde los teléfonos móviles de última generación a los nuevos “tablets” o la televisión digital por lo que “se deberá de adaptar y configurar la información al gusto del lector”, lo que supone desarrollar nuevas aplicaciones específicas y contenidos en función del soporte o lector.

Esta idea del futuro de Internet, la web y las aplicaciones defiende que el medio será multicanal y la tecnología tendrá que adaptarse al dispositivo del usuario y el contenido seguirá siendo el rey.